MITOS Y LEYENDAS SOBRE SAN VALENTIN

 

San Valentin, asociado con el Día de los Enamorados, tiene una historia y cierta relación con el amor de pareja. Cuenta una leyenda que San Valentín, sacerdote de la Roma del siglo III, se opuso al rechazo del emperador Claudio II a celebrar matrimonios para tener soldados solteros, con menos ataduras y más eficientes.

El sacerdote, contrario a esta opinión, casaba a parejas de enamorados en secreto por lo que fue arrestado y condenado resultando muerto el 14 de febrero del año 270. El caso es que este día se celebra desde hace más de un siglo en los países anglosajones y tiene otras fechas de celebración, diferentes al 14 de febrero, en otros países del globo siendo, no sólo el día de los enamorados, sino también el día de la amistad.

san-valentin-4-e1454014894312

San Valentín y el mito de cupido

Cupido es el dios del amor en la mitología romana, el hijo de Venus y su equivalente griego Sería Eros, hijo de Afrodita.

La religión romana antes de la cristianización era politeísta y adoraban a múltiples dioses. Cupido era un Dios pagano que representaba el amor irreflexivo de la atracción y por eso se representa con una imagen aniñada casi infantil.

Las leyendas más maliciosas sobre Cupido apuntan a que era un Dios caprichoso que se entretenía apuntando a hombres y mujeres con sus flechas para satisfacer sus perversas necesidades de diversión, y le gustaba controlar a las personas dominando sus pasiones e instintos básicos.

Cupido estuvo ligado desde la antigüedad con el mundo del amor y las relaciones pasionales. En origen, no obstante, no había ninguna festividad relacionada con Cupido en el día 14 de febrero. Además, tampoco existe relación entre cupido y San Valentín.

¿Por qué, entonces, relacionamos ambos conceptos? Bueno, es una historia un poco complicada.

En primer lugar, conviene señalar que Cupido siempre fue el símbolo del amor, desde la antigüedad clásica de los griegos. Sin embargo, en ese momento, todavía no existía ninguna festividad concreta para este personaje.

Posteriormente, en Roma, cuando los romanos adquirieron toda la cosmovisión de Grecia, que incluía su panteón de dioses, también adoptaron la figura de Cupido como dios del deseo amoroso y de las relaciones amorosas más carnales.

Puesto que en Roma también existía una festividad que permitía el deseo carnal y las relaciones de este tipo, rápidamente se relacionaron el concepto de Cupido con el de Lupercalia (el nombre de estas festividades, y de las que hablaremos posteriormente).

Así, hubo que esperar siglos para que Cupido se relacionara con la fecha del 15 de febrero, fecha en la que se celebraban las fiestas de la Lupercalia.

Sin embargo, esto no explica, todavía, por qué Cupido sigue estando presente en nuestra cultura, es sinónimo del amor, y se identifica con el día de San Valentín e, incluso, con el mismo santo.

Para ello, tenemos que acudir a la historia y comprobar que San Valentín fue un Santo de la Iglesia que fue martirizado y asesinado por casar a parejas jóvenes cuando el Imperio Romano prohibió tal cosa. La muerte de San Valentín se dio el 14 de febrero, un día antes de la Lupercalia.

Así, durante muchos años, el nombre de San Valentín y el de Cupido estuvieron ligados por la proximidad en el calendario. El día 14 de febrero se recordaba la muerte de ese Santo que casaba a parejas en secreto, y el día 15 se iniciaba una festividad dedicada al amor carnal, bajo la mirada de Cupido.

Puesto que ambos acontecimientos estaban tan relacionados, pronto la gente empezó a asociar ambos conceptos, y eso permitió que la figura de Cupido perdurase en el tiempo mientras los demás dioses de la antigüedad iban cayendo en el olvido a medida que la Iglesia Católica iba prohibiéndolos.

Todo esto llegó a su máxima expresión cuando la Iglesia, para acabar con la Lupercalia (una festividad pagana), cambió el sentido de la fiesta y sustituyó sus elementos más carnales y pasionales (el de Cupido) por el amor más puro y virginal (el de San Valentín).

Así, la Lupercalia desapareció, pero los símbolos cuesta más que desaparezcan de nuestra mente, y Cupido siguió estando presente, y se asoció a San Valentín, hasta el punto que a la Iglesia le resultó más sencillo “apropiárselo”, que tratar de destruirlo.

Y esa es la razón por la que Cupido es representado actualmente como un ángel, y también es la razón por la que Cupido no solo es un Dios de la Antigüedad clásica, sino un icono que representa el amor y que ha estado presente durante toda la historia, incluyendo nuestros días.

san-valentin-1-e1454014465796

El mito de San Valentín propuesto por la Iglesia

En la búsqueda por sustituir los festejos paganos, la iglesia propuso sustituir la festividad pagana que tenía lugar el 14 de Febrero (Lupercalia) por la festividad cristiana de San Valentín, porque era uno de los pocos santos que no estaban ocupados en el calendario onomástico.

Posteriormente hablaremos más acerca de este suceso, y cómo los cristianos quisieron reescribir la historia y cambiar el significado de las fiestas que, tradicionalmente, se habían venido celebrando desde la antigüedad en los días 14 y 15 de febrero.

¿Quién era San Valentín?

Según el mito recogido por la iglesia, San Valentín era un sacerdote que desafió al emperador Claudio II casando a las parejas de jóvenes enamorados porque éste había prohibido los enlaces matrimoniales en toda Roma, ya que consideraba las uniones perjudiciales para su ejército y creía que los guerreros sin familia eran más fieros en los combates porque no tenían nada que perder.

El sacerdote llevó a cabo numerosos enlaces clandestinos y se hizo famoso en toda Roma, hasta que sus actividades llegaron a los oídos del emperador que en un principio trató de disuadirlo, pero finalmente fue encarcelado y ejecutado convirtiéndose en mártir.

Una anécdota curiosa acerca de San Valentín (el Santo, no la fiesta), es que, cuando Claudio decidió encarcelarlo, hizo que su oficial Asterius lo tomase y lo encarcelase. Sin embargo, éste, antes de hacerlo, quiso ridiculizar al Santo retándolo a devolver la vista a su hija ciega. Y San Valentín, cuenta la leyenda, lo hizo.

Tanto sorprendió este hecho, que Asterius y toda su familia se convirtieron al cristianismo, algo que no fue suficiente para que Valentín fuera condenado a muerte el 14 de febrero del año 270. La hija de Asterius, como agradecimiento por el milagro, plantó un almendro en su tumba, y, desde entonces, este árbol es uno de los más importantes símbolos del amor y la amistad.

Lupercalia, la historia oculta de San Valentín

La historia no termina de explicar como acabaron relacionados el sacerdote patrón de los enamorados y el Dios romano del amor, porque su relación con el mito estuvo promovida por la Iglesia Católica para ocultar el verdadero significado de la celebración Pagana de las Lupercales que fue sustituida por San Valentín.

La festividad de Lupercalia se celebraba en honor al Dios Lupercus, que los romanos veneraban como el guardián de los rebaños y también era el Dios de la fertilidad que otorgaba “licencia sexual” durante todo el mes de Febrero.

Con motivo de esta y otras celebraciones paganas relacionadas con la sexualidad era habitual que los jóvenes romanos se encomendaran durante ese mes a Cupido, Dios del amor apasionado y fue así como terminaron relacionadas ambas leyendas que comparten protagonismo a día de hoy.

Sobre por qué Lupercalia se convirtió en el día de San Valentín, hay bastantes dudas y teorías, pero, como hemos dicho, no está del todo claro. En cualquier caso, hay algunas teorías al respecto que conviene que conozcas.

La más extendida, que habla acerca de cómo Lupercalia se convirtió en el día de San Valentín, habla de que, en realidad, la muerte de San Valentín tuvo poco que ver con que ese día recibiese el nombre y el sentido que actualmente tienen.

Se piensa que, en realidad, lo que buscaba la Iglesia Católica era eliminar una festividad pagana que se dedicaba excesivamente a los placeres de la vida y de la carne, algo que era pecaminoso y totalmente contrario a la nueva doctrina cristiana.

¿Qué hacer entonces? La mejor forma que encontraron fue sustituir una fiesta por la otra. Pero, por supuesto, no podían sustituir la fiesta del amor pasional por una fiesta cualquiera, así que la sustituyeron por otra fiesta que tenía connotaciones cercanas.

Así, cambiaron la fiesta del amor pasional por la fiesta del amor entre enamorados. Conviene señalar la diferencia entre el amor pasional, carnal, y el amor entre los enamorados. La primera sería una fiesta con connotaciones mucho más físicas, mientras que la segunda involucraría la unión de dos almas.

Fue así como la fiesta de Lupercalia pasó a ser una fiesta mucho más acorde a los principios del cristianismo. Posteriormente, se crearía el mito (o se adaptaría) de San Valentín, para darle un mayor contenido a la festividad.

Esta teoría, por supuesto, choca ligeramente con la que asume que la historia de San Valentín es cien por cien real y que atribuye el origen del día de San Valentín al hecho de que el Santo casara a los jóvenes a escondidas, sin que el Imperio lo supiera.

El día de los enamorados o del amor y la amistad

En 1840 una comercial norteamericana llamada Esther A. Howland, comenzó a vender las primeras felicitaciones para el día de los enamorados con el nombre de Valentines.

El éxito fue tan relevante que se repitió la hazaña al año siguiente y los comercios de la zona lo adoptaron como una tradición, a la que poco a poco se iban agregando algunos elementos habituales de las celebraciones actuales como los bombones y las rosas, convirtiendo a San Valentín en el boom comercial que conocemos.

La celebración se comenzó a exportar a otros países importándose directamente con el nombre del Día de los Enamoradoos y en América Latina el festejo se conoce como el día del amor y la amistad, aunque en esencia su significado no varía demasiado ni la forma de celebrarlo.

En los países suramericanos los amigos también celebran el día de San Valentín y se regalan flores entre ellos, pues dependiendo del significado de la flor se pueden expresar diversos sentimientos y emociones, además del clásico amor apasionado que se simboliza con una rosa roja.

El significados de los regalos y la forma de obsequiarlos también presentan matices en las celebraciones entre un país y otro, por ejemplo, en Colombia los regalos son anónimos y se dan también entre amigos, mientras que en Costa Rica se celebra con toda la familia.

En Japón son las mujeres las que deben regalar dulces a los hombres en el día de los enamorados y esa tradición está tan arraigada que incluso se convierte en una obligación. El catorce de Marzo es el día reservado para las mujeres que son obsequiadas por los hombres, pero este día no se conoce como el día de los enamorados si no como el día Blanco y los regalos ofrecidos durante la celebración deberán ser de ese color, siendo esta quizá una de las celebraciones más atípicas de San Valentín que se celebran en todo el mundo.

GSP

 

Si estas pensando en hacerle un regalo a tu San Valentin, Spa Belgrano revolucionó la manera de hacer regalos online mediante Gift Certificates creando una nueva plataforma pensada para quienes no tienen tiempo de hacer regalos en fechas especiales, haciendo interminables colas en shoppings o recorriendo avenidas pobladas de gente.

Te invitamos a conocer nuestras promociones en Días de Spa y exclusivos tratamientos faciales y corporales para obsequiar de manera rápida y segura con tu tarjeta de crédito hasta en 12 cuotas sin interés.

Simplemente deberás entrar en www.spabelgrano.com/promociones, seleccionar qué Día de Spa o tratamiento querés obsequiar, elegir la forma de pago y la cantidad de cuotas y completar tus datos y los de quien recibe el regalo. Luego recibirás por mail un Gift Certificate con el mensaje personalizado que vos quieras para reenviar al agasajado, quien tendrá 90 días en coordinar su visita al spa

Si necesitás ayuda, con gusto comunicate con nuestro equipo de recepción por teléfono al 4784.3333 o vía whatsapp al 11.5037.6028.